Vih/Sida

Vih/Sida en pocas palabras

Existen muchas dudas sobre el Vih y Sida y por eso a continuación puedes encontrar respuestas reales a ellas. Sigue leyendo.

This is the start of an expanding list
¿Que es el Vih/Sida?

El Virus de Inmunodeficiencia Humana (Vih), es el virus que ataca al sistema inmunológico, es decir, a las defensas del organismo. La persona que vive con Vih se vuelve vulnerable a contraer enfermedades, ya que su cuerpo no está fuerte para defenderse.

El Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (Sida) es la enfermedad que causa el Vih. Se caracteriza por la aparición de las conocidas como “infecciones oportunistas” que afectan al cuerpo humano debido al bajo nivel de sus células de defensa y al alto nivel de células (réplicas) del Vih en la sangre.

Es importante saber que una persona que ha llegado a la etapa de Sida puede regresar a una etapa sin síntomas si tiene la atención médica adecuada y oportuna, acceso a los medicamentos y lleva hábitos de vida saludables como: consumo adecuado de alimentos y bebidas, actividad física y soporte emocional de sus redes sociales y familiares.

¿Cómo se transmite y cómo NO se transmite el Vih/Sida?

El Vih es un pequeño organismo que necesita alojarse en un ser humano para poder vivir y replicarse. Se instala en los fluidos del cuerpo, específicamente en la sangre, fluidos vaginales, el líquido pre-eyaculatorio, el semen y la leche materna.

El Vih se transmite por vía:

Sexual: sucede en relaciones sexuales no protegidas, es decir, sin condón o un mal uso del mismo, con una persona que viva con Vih.

Sanguínea: Sucede cuando se penetra la piel por medio de una aguja u otros instrumentos no esterilizados y estos contienen sangre de una persona que vive con Vih. Por ejemplo, compartiendo agujas sin esterilizar, la realización de tatuajes con instrumentos no esterilizados; transfusiones con sangre contaminada.

De madre a hijo/a: Esta vía de transmisión se da de una mujer que vive con Vih a su hijo o hija. Se puede producir en tres momentos:

  • Durante el embarazo, a través de la placenta.
  • Durante el parto, por el contacto con sangre y otros fluidos. La mayor parte de las infecciones ocurren en este momento.
  • Durante la lactancia, el virus puede pasar a través de la leche materna o en el sangrado de los pezones de la madre.

El Vih NO se transmite:

  • Al compartir baños y teléfonos.
  • Durante actividades sociales, al estrecharse las manos, tocarse, abrazarse o besarse.
  • A través del aire.
  • Al ser picado por mosquitos u otros insectos.
  • Al nadar en una piscina o compartir la ducha.
  • Al sentarse al lado de alguien en el trabajo, en la escuela, en el bus u otra parte.
  • Al usar ropa o utensilios (vasos, peinillas, cubiertos, etc.) de la persona con Vih.
  • Por medio del estornudo o la tos.
  • Mediante el contacto de lágrimas, sudor o saliva de una persona con Vih.
  • Por hablar o compartir con personas que viven con el Vih.
  • Al usar el mismo baño que una persona viviendo con el Vih.
¿Cuáles son los sintomas del Vih/Sida?

Nadie puede saber si otra persona tiene Vih solo con mirarle a la cara (¡o a otras partes! ). Y tampoco uno mismo puede saberlo, a no ser que hayan aparecido ya los síntomas. Entonces, para tener seguridad, hay que hacerse la prueba de Vih.

Las pruebas de Vih son parte normal del cuidado de la salud. Si crees que has podido tener exposición al Vih, te invito a buscar más información en un Centro Amigable de Salud  para hacerte una prueba.

¿Cómo se puede prevenir el Vih/Sida?

Como ya has visto, el Vih se puede transmitir de diferentes formas, pero la más habitual es por relaciones sexuales sin protección. Entonces, para prevenir el Vih y otras Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), aquí van algunos tips que te ayudarán a tí y a tu pareja a tener una vida sexual placentera:

  • Tener relaciones sexuales protegidas, con el uso correcto del condón femenino o masculino.
  • Usa un condón en cada encuentro sexual (vagina, ano o boca).
  • Usa lubricante de agua, esto evitará que el condón se rompa.
  • Si lo hiciste sin condón, sal de dudas y hazte una prueba de Vih. No necesitas ser adulto o tener el permiso de uno para chequearte en un Centro Amigable de Salud.
  • La doble protección siempre es una buena idea.

Nunca está de más…

  • No compartas jeringas ni objetos cortantes.
  • Si te pones un piercing o te haces un tatuaje asegúrate que usen instrumentos desechables.
  • Si estás embarazada y tienes sospechas, consulta a un profesional de la salud y hazte la prueba de Vih.
  • Recuerda que en Ecuador está prohibido pedirte un examen de Vih para ingresar a un establecimiento educativo o para acceder a un trabajo.
¿Cómo es la prueba de Vih/Sida?

Cuando una persona contrae el Vih, el sistema inmunológico del cuerpo genera “anticuerpos” para combatir la infección. Estos anticuerpos pueden ser detectados al cabo de 3 meses o más. Este tiempo se llama “período ventana” en el que la persona no sabe que tiene el virus, las pruebas generalmente tampoco lo detectan y, sin embargo, puede tener el virus y estar transmitiendo a otras personas si tienen relaciones sexuales sin protección.

Las pruebas para detectar el Vih generalmente buscan estos anticuerpos en la sangre. Existen dos tipos de pruebas:

  • Tests rápidos: se realizan con una pequeña muestra de sangre tomada de tu dedo. Junto con la prueba tienes que exigir el acompañamiento de un consejero o consejera, antes y después de la prueba, para que te ayude a manejar el resultado, sea cual sea. Es importante que recuerdes el “período ventana”, y repitas la prueba 3 meses después. Con esta prueba, aunque el resultado sea positivo (existe Vih), no significa que tengas Vih. Hay que realizar un prueba confirmatoria.
  • Pruebas confirmatorias: son pruebas de sangre que debes realizar en un centro de salud, que confirmarán o descartarán el resultado de la prueba rápida. En el centro médico te indicarán cuántas veces y cada qué tiempo debes realizarte estas pruebas. Son totalmente confidenciales.

No todas las personas que viven con el Vih desarrollan Sida, siempre y cuando tengan un tratamiento adecuado y oportuno. Acude a un Centro Amigable de Salud para recibir atención médica y las indicaciones del tratamiento. El Vih no tiene cura, pero el tratamiento te permitirá tener una calidad de vida digna y retrasar o impedir el avance de la enfermedad.

¿Qué tratamientos existen?

Existen tratamientos que pueden ayudarte a controlar el Vih en tu cuerpo, sin embargo, el Sida a la fecha no tiene cura. Los profesionales de la salud te recomendarán una combinación de medicamentos llamados antirretrovirales para mejorar tu calidad de vida.

El tratamiento se complementa con buena alimentación, ejercicio, hábitos saludables...

Acaba con el estigma

El estigma y la discriminación, a parte del daño que el virus produce en el sistema inmunológico, son los factores que más perjudican y afectan la calidad de vida de las Personas que Viven con Vih/Sida (PVVS).

Muchas personas con Vih sufren por el rechazo social y familiar, el aislamiento, los prejuicios, la estigmatización y discriminación de que son objeto. Por lo tanto, es importante utilizar un lenguaje adecuado y real en Vih para no contribuir a la desinformación y a fomentar el estigma y la discriminación con relación al Vih/Sida.

Por ejemplo, no es correcto despedir o no contratar a una Persona Viviendo con Vih/Sida, o expulsarla de la escuela o un equipo deportivo. Tampoco que los medios de comunicación divulguen información personal o humillante, etc.

Vih y embarazo

Si estás embarazada y tienes Vih, debes consultar a un proveedor de salud en un Centro Amigable de Salud acerca del tema. Sin tratamiento, cerca de 1 de cada 4 bebés contraen el Vih si su mamá lo tiene. Sin embargo, el uso de medicinas para el Vih (antiretrovirales), el nacimiento por cesárea y la sustitución de la lactancia materna pueden reducir el riesgo de transmisión a menos de un 2%.

También debes recordar que nadie puede exigirte una prueba de Vih si tú no estás de acuerdo.

This is the end of an expanding list