La primera vez

La primera vez en pocas palabras

“La primera vez” es la expresión que usamos cuando hablamos de la primera vez que tenemos relaciones sexuales vaginales con otra persona. Sigue leyendo para encontrar respuesta a muchas preguntas sobre la primera vez.

This is the start of an expanding list
¿Estoy preparado/a para la primera vez?

Si estás preparada o preparado, es una pregunta que nadie puede contestar por ti, la respuesta solo la conoces tú. Sin embargo, puedes tomar en cuenta estas ideas para zafarte de dudas:

  • No lo hagas por dar gusto a los demás. No te dejes presionar por tus amistades, por tu pareja o porque los demás ya lo hicieron.
  • Nadie puede obligarte ni presionarte. Si en la intimidad, con tu pareja, dudas en mantener relaciones sexuales, puedes parar cuando tú decidas.
  • Habla de sexo con tu pareja. Es natural sentirse inexperto o inexperta y con algo de nervios en tu primera vez. Probablemente tu pareja sienta lo mismo. Habla abiertamente con él o ella.
  • Sin condón no hay chance. Practica cómo usar un condón antes de tener relaciones sexuales vaginales, orales o anales. Evita exponerte a situaciones como una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) o un embarazo no planificado.
  • Conoce tu cuerpo. Explora tu cuerpo y descubre de qué manera te sientes mejor, qué caricias te producen placer y cuáles no te gustan.

Si decides tener relaciones sexuales lo mejor es que converses con tu pareja y que tengan claro qué método anticonceptivo van a usar. Es responsabilidad de los dos, pilas con eso.

¿A qué edad es recomendable tener relaciones sexuales?

No hay una edad específica para iniciar las relaciones sexuales. Así como cada cuerpo tiene su propio proceso de desarrollo, también tus emociones, sensaciones y afectos tienen su ritmo.

La adolescencia es un momento de muchos cambios: tu cuerpo, tus amigos, tus intereses, la relación con tu familia. Esos cambios pueden ser a veces tranquilos o a veces complicados. Por esto es importante que el momento que escojas para tener relaciones sexuales te permita crecer como persona y no resulte así una experiencia angustiosa y conflictiva. Un buen momento, por ejemplo, es cuando tengas suficiente información sobre lo que implican las relaciones sexuales.

Claro que debes considerar que mientras más joven inicias tu vida sexual tienes más responsabilidades. Esto implica chequeos médicos frecuentes, usar un método anticonceptivo, prevenir Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) o un embarazo no deseado.

La decisión que tomes debe hacerte sentir bien.

¿Cómo es la primera vez?

La “primera vez” es uno de esos momentos en la vida que siempre recordarás. Pero para cada persona ha sido distinto.

La primera vez puedes sentir inseguridad, con algo de nervios e incluso dudar si tener o no relaciones sexuales. Si no quieres continuar, DETENTE, nadie debe obligarte. Y si tu pareja no está segura de hacerlo no la presiones.

En ocasiones la realidad no supera la expectativa de lo que imaginabas. Los actores de las películas o lo que cuentan tus panas pueden ser exageraciones. Si decides mantener una relación sexual toma tu tiempo para acercarte a la otra persona y disfrutar.

¿Me puedo quedar embarazada la primera vez?

Claro que sí! El riesgo de quedarte embarazada o de contraer una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) existe desde la primera vez que tienes relaciones sexuales vaginales. Incluso antes de la penetración.

La protección mediante el uso de un condón es fundamental la primera y todas las veces que tengas una relación sexual vaginal, oral o anal. Para evitar un embarazo, el condón debe ser usado antes del primer momento en el que el pene se encuentre con la vulva, porque el líquido que sale del pene estimulado ya puede contener espermatozoides e introducirse en la vagina.

Algunas personas creen que no existe este riesgo, pero están muy equivocadas. NUNCA debes tener una relación vaginal sin protección.

A veces te puede resultar difícil hablar con tu pareja sobre la necesidad de usar un condón. Si él o ella no quiere o no tienen un condón a mano, entonces debes dejar claro que es mejor esperar. Para ayudarte, visita ¿Cómo negociar el uso de anticonceptivos con mi pareja?

¿Qué debo tener en cuenta para la primera vez?

Aquí te dejo algunos tips para la primera vez que tengas relaciones sexuales vaginales.

  • La protección es lo primero. Puedes practicar cómo usar un condón femenino o masculino. Ábrelo y revisa las instrucciones. Durante el acto sexual asegúrate de tenerlo a la mano y fíjate en la fecha de caducidad.
  • Concéntrate en disfrutar. El estímulo previo o juego sexual, las caricias, los besos y palabras ayudan a lubricar o tener una erección.
  • Pueden presentarse molestias y sangrados. Después de la relación sexual vaginal, para algunas chicas es normal que exista una pequeña molestia y un breve sangrado. Todo depende de la flexibilidad y el grosor del himen de la chica. En otros casos no hay sangrado, cada cuerpo reacciona diferente.
  • El himen no tiene nada que ver con la virginidad. Muchas chicas no tienen himen porque hay muchas otras formas en las que puede romperse: ejercicio, montar en bicicleta, introducir dedos o tampones… Incluso algunas chicas pueden haber nacido con un himen tan fino que no se nota nada en el momento de la primera vez que se tienen relaciones sexuales vaginales.
¿Qué es la virginidad?

Una persona virgen es aquella que nunca ha tenido sexo. Pero lo que es el sexo es definido de forma muy diferente por la gente. Muchas personas creen que chicos y chicas pierden su virginidad la primera vez que tienen relaciones genitales, pero esto es realmente limitado porque hay muchas opciones (ver ¿Qué es el sexo?).

Por ejemplo, el sexo puede ser vaginal, oral o anal, puede ser sólo o en compañía… Las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero o intersex (LGBTI) puede que hayan tenido muchas relaciones sexuales pero nunca han tenido sexo vaginal… ¿Entonces son vírgenes?

La virginidad es un mito y no hay que darle demasiada importancia. Lo importante es que tus relaciones sexuales sean seguras, placenteras ¡y en el momento en que tú las decidas!

¿Qué es la abstinencia sexual?

Para algunas personas la abstinencia sexual significa no tener relaciones sexuales. En otros casos es experimentar otro tipo de actividades sexuales, pero sin contacto genital o penetración. Estas dos formas de abstenerte son consideradas seguras para evitar embarazos no deseados o Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), pero también pueden ser difíciles de cumplir.

La abstinencia sexual no es en sí misma buena o mala, es el resultado de una decisión personal o circunstancias que puedes atravesar. Si crees que la abstinencia es para tí, habla con tu pareja sobre la decisión de no tener relaciones sexuales y señala los límites que deseas establecer entre caricias, besos o el contacto de sus cuerpos.

Si bien el sexo, en general, te ayuda a tener una mejor salud y es muy placentero, hay varias razones por las cuales la gente elige la abstinencia sexual.

  • Religiosas: En algunas religiones, las personas que deciden dedicar su vida a su fe, realizan un “voto de castidad” a partir del cual no tienen relaciones sexuales. Otras personas, deciden permanecer en abstinencia y tener relaciones sexuales solo con el fin de tener hijos o hijas.
  • Matrimonio: También en ocasiones, las personas deciden mantenerse en abstinencia sexual hasta llegar al matrimonio, como parte de su proyecto de vida.
  • La salud: Algunos problemas sexuales provocan abstinencia obligatoria, como son las dificultades en la erección y otras. También, en ocasiones, los profesionales de la salud recomiendan la abstinencia sexual temporal debido a tratamientos médicos, después de determinadas cirugías, durante un embarazo si es de riesgo y en otras circunstancias que tienen que ver con la salud sexual, como cuando se contrae una ITS.
  • Miedos y tabúes: La educación recibida, experiencias desagradables, ansiedad, inseguridades, miedos, son algunos de los motivos por los que algunas personas eligen la abstinencia sexual como forma de vida.
  • Proyecto de vida: Cuando la gente decide no tener relaciones sexuales porque ahora sus prioridades tienen que ver con sus metas personales, como el estudio, el arte y el deporte.
¿Me puedo negar a tener relaciones sexuales?

Absolutamente SÍ. Tener relaciones sexuales debe ser una opción, algo que tú quieras. Nadie debe obligarte, de ninguna forma, a tener sexo si tú no quieres. Así que, ni pruebas de amor ni nada.

This is the end of an expanding list