¿Qué pasará en un Centro Amigable de Salud?

Qué pasará en un Centro Amigable de Salud en pocas palabras

  • En un Centro Amigable de Salud es fundamental responder a tus necesidades e intereses, en confianza, sin prejuicios, sin discriminación.
  • ¿Cachas que en un Centro Amigable de Salud puedes encontrar un montón de servicios? Sé que no es fácil tomar la decisión de ir a uno, a veces tendrás miedo o vergüenza, pero al fin verás que todo puede salir bien!
  • Hay full servicios que puedes encontrar en un Centro Amigable de Salud especialmente pensados para ti.
This is the start of an expanding list
Consulta ginecológica

La persona especializada en el funcionamiento y enfermedades del aparato reproductor de la mujer, así como en el embarazo y parto, es el ginecólogo o ginecóloga.

¿Nunca has ido a un ginecólogo o ginecóloga? No te preocupes,todas las mujeres vamos, así que ¡fresco!

Puede ser que te sientas un poco nerviosa en la primera consulta..., pero tu proveedor o proveedora de salud harán todo lo posible para que te sientas segura y cómoda durante esta experiencia.

En una consulta ginecológica te van a hacer algunas preguntas y pruebas relacionadas con tu vida sexual y reproductiva. Estas son algunas cosas que pueden pasar, por ejemplo:

  • Revisar tu vulva, vagina y órganos reproductivos internos
  • Medir tu altura, peso y presión de la sangre
  • Hablar sobre tu salud en general, sobre sexo y relaciones, prevención de embarazos, uso de anticonceptivos, enfermedades o infecciones de transmisión sexual, etc. Es muy importante que seas honesta, ya que necesitan saber todo para poder ayudarte a estar sana, ok?
  • Hacerte algunos exámenes, si es necesario
  • Revisar tus senos para asegurar que todo está bien

Sigue leyendo para aprender un poco más sobre lo que puede pasar durante una consulta ginecológica.

Tacto vaginal

El tacto vaginal es cuando el ginecólogo o la ginecóloga introduce dos dedos en la vagina para examinar el útero, las trompas y los ovarios. Pero no siempre va a pasar… y si pasa tranquila, puede ser un poco incómodo, pero es muy rápido.

Prueba de Papanicolau

La prueba de Papanicolaou es un examen médico en el que se toma una muestra del moco que hay en el cuello del útero y luego se envía a un laboratorio para analizar si puede existir algún problema. Esta prueba sirve para detectar si existe una Infección de Transmisión Sexual (ITS) debido al virus del papiloma humano (VPH).

Esta prueba no es necesaria si nunca has tenido relaciones sexuales, pero es algo que se recomienda a todas las mujeres una vez al año. Es muy rápida y no duele nada.

¿Qué me va a preguntar el proveedor de salud?

Tu proveedor de salud probablemente te va a preguntar un montón de cosas, sobre todo si es la primera vez que vas a su consulta. Esto es muy normal, ya que necesita saber todo lo posible sobre ti y sobre tu vida sexual para poder ayudarte.

Algunas de estas preguntas puedes sentirlas como cosas muy personales (como si has tenido sexo o si sales con alguien). Lo mejor es que respondas honestamente, ya que no están ahí para juzgarte. Ellos o ellas necesitan tener mucha información para saber qué hacer.

Aquí te dejo algunas preguntas muy comunes que te pueden hacer en la consulta:

  • ¿Cuándo fue tu última menstruación? ¿Con qué frecuencia la tienes? ¿Cuánto dura? ¿Tienes alguna secreción vaginal, algún sangrado entre períodos?
  • ¿Eres activa sexualmente? (¡dile toda la verdad!)
  • ¿Estás usando un método anticonceptivo? ¿Cuál?
  • ¿Has tenido sexo con hombres, mujeres o ambos?
  • ¿Sientes algún dolor o sangrado durante el sexo?
  • ¿Has tenido algún problema médico o alergias a medicamentos?
  • ¿Alguna vez has estado embarazada o crees que podrías haber estado embarazada?
  • ¿Alguna vez has tenido una ITS? (o crees que tienes una ahora)
  • ¿Alguna vez has tenido sexo sin protección? (por ejemplo, sin condón)
  • ¿Alguna vez has tomado drogas o alcohol? Si es así, qué tan a menudo?
  • Si estás pensando en tener sexo o ya lo has tenido, tu proveedor de salud podría hablar contigo sobre cosas como anticonceptivos, ITS y sexo seguro.

Ya ves que son preguntas muy normales (aunque muy personales). Se valiente y honesta, nada de vergüenzas!!!

¿Qué debería contarle a mi proveedor de salud?

Los proveedores de salud son generalmente muy buenos haciendo las preguntas que necesitan para ayudarte a tener una vida y salud sexual y reproductiva satisfactoria y segura.

Pero, solo por si acaso, siempre deberías decirles:

  • Si tienes sexo vaginal, oral o anal con mujeres, hombres o ambos
  • Si tienes menstruaciones dolorosas o sientes dolor o malestar en tu zona genital
  • Si tienes menstruaciones dolorosas o sientes dolor o malestar en tu zona genital

Además pregunta todo lo que quieras saber!!!!

Si no entiendes algo de lo que dice tu proveedor de salud (ya sabes que a veces hablan un lenguaje muuuuuy extraño) está muy bien que preguntes y aclares dudas.

No tienes que sentirte mal por no saber todo sobre estos temas, pero te garantizo que te sentirás muy mal si sales de la consulta con dudas. Así que ¡ponte pilas!

¿Lo que cuento es un secreto?

Puedes ir al centro de salud con un familiar o tú solo o sola, pues no necesitas que una persona adulta te acompañe. En general, lo ideal es que puedas ir en compañía de esa persona de confianza, sin embargo, esta decisión depende de ti y nadie puede negarte la atención por tu edad.

Ojo que el o la proveedora de salud tiene la obligación de respetar la confidencialidad y la intimidad de quien consulta. Esto significa que no puede contarle a nadie lo que le cuentes, ni siquiera a tu mamá o papá.

Y recuerda:

  • La edad no es un límite. Desde los 12 años no importa tu edad, si requieres atención médica puedes ser atendida en un Centro Amigable de Salud.
  • Todo lo que pasa ahí, se queda ahí. Lo que cuentes en la consulta es un secreto entre tú y quien te atiende.
  • Tú hablas, las y los médicos escuchan. Es tu derecho que te escuchen en el Centro Amigable de Salud. Los proveedores de salud deberán darte un diagnóstico, así como medicamentos si fuera el caso, pero no pueden interferir en las decisiones que tomes en la visita.
  • Nadie te puede juzgar. Las y los proveedores de salud están en el Centro Amigable de Salud para ayudarte y es su responsabilidad brindar atención con calidad y calidez. Si de alguna manera eres juzgado, exige ser tratada o tratado de forma profesional.
¿Cómo es la consulta para chicos?

Si estás buscando un lugar confiable para informarte mejor o para conseguir servicios de salud sexual y reproductiva como anticonceptivos o pruebas de ITS, ¡este es el lugar indicado!

La mayoría de los chicos solo acuden al médico cuando tienen dolores fuertes, pero pocas veces lo hacen para prevenir. ¿No sabes que “ser muy hombre” no tiene nada que ver con que te hagas el duro?

Ser “muy hombre” es ser sensible, responsable y respetuoso de las necesidades tuyas y de tu pareja, así que ponte pilas y piensa que la consulta médica también es para ti.

Si has tenido sexo oral, vaginal o anal, o tienes algún problema en tu zona genital, es siendo horita de que vayas a una consulta de salud.

Tal vez puedes sentir temor o puedes tener vergüenza por lo que te pueden preguntar, pero si quieres ser responsable con tu vida y tu salud sexual y reproductiva, acércate a un Centro Amigable de Salud, infórmate y solicita los servicios que necesites.

En la consulta te harán preguntas, algunas de ellas muy personales. Tienes que ser muy honesto en tus respuestas porque el proveedor de salud está ahí para ayudarte y necesita sabe todo lo que necesite de ti. Es posible que te examine los testículos y el pene para ver que todo está normal o que te pida alguna prueba de ITS si has tenido ya relaciones sexuales.

Además, tienes que tener muy claro que todo lo que pasa en la consulta se queda en la consulta. Es algo privado entre tú y tu proveedor de salud. Nadie tiene porqué enterarse si tú no quieres.

This is the end of an expanding list